No puedes internacionalizar tu empresa de manera ‘low cost’

Un paso decisivo a la hora de exportar es “internacionalizar la empresa por dentro”, ha explicado el director comercial de  Bestseller en España y Latinoamérica, Andrés Contreras, en el marco del Barcelona Fashion Summit. El directivo ha subrayado que para ir fuera, hay que invertir en personal y en las cuestiones más básicas, no basta con pensar sólo en tiendas. “No puedes internacionalizar tu empresa de manera low cost, ahorrando cien euros en un billete de avión”, ha señalado Contreras.

Contreras ha sido uno de los ponentes en la mesa redonda de título Brics, Civets y Mavins, los mercados más atractivos para la industria de la moda. También han participado Alejandro Martín, director internacional de Sociedad Textil Lonia; Carlos Delso, director general de Joyería Suárez; Edward Farrelly, director nacional de desarrollo de negocio de CBRE, y José Carlos García, director de expansión internacional de Marypaz.

China, Latinoamérica y África despiertan el interés de las marcas de moda y lujo. En este sentido, Farrelly ha añadido que es necesario tratar cada país de manera independiente y definir la mejor manera de entrar.

El director comercial de Bestseller para España y Latinoamérica ha señalado que países que empiezan a despuntar, como Indonesia o Vietnam, son para “aquellos grupos a los que el mundo se les queda pequeño”. Contreras es de la opinión de que no hay que desechar los mercados tradicionales.

Delso, por su parte, asegura que desde Joyería Suárez piensan más en ciudades que en países. “Pensamos estar en Miami, en Nueva York o en México DF”, ha afirmado el directivo, que considera Barcelona como una ciudad en la que cualquier marca de lujo tiene que estar.

En África, Delso ha apuntado que el principal reto es que no hay desarrollo de retail. A pesar de ello, Marruecos, Angola o Nigeria “parecen los futuros clientes del lujo europeo”, ha asegurado el director general de Joyería Suárez.

Otros paises en los que crece el interés por estar son Dubái, Singapur, así como las ciudades de Sidney (Australia) o Doha (Qatar).